Mirror. El espejito mágico

Hace poco más de dos meses fuimos a ver la nueva tienda de Mirror en Nueva York.
Mirror es un producto del futuro. Un producto bonito, elegante y muy bien acabado. Un espejito mágico.

No sé cómo, pero Francesca Tur ya conocía Mirror, y el segundo día nos pasamos por su tienda que está justo detrás del Flatiron Building, en 139 5th Avenue.

mirror yoga

Mirror es un espejo inteligente e interactivo para hacer entrenamientos en tu propia casa. Es como tener un entrenador personal que te va dando instrucciones, guiando y corrigiendo las posturas y movimientos. Ahora mismo puedes hacer cardio, yoga, fuerza, pilates, boxeo y ejercicios de barra.

Nos hicieron una demostración y quedamos fascinados 😍
Os dejo un video que grabé dentro de la tienda:

Tienes más de 50 clases que emiten cada semana a tiempo real y una librería con muchas más pregrabadas que puedes ver en cualquier momento. Además, puedes hacer entrenamientos a tiempo real con otros miembros de la comunidad. También puedes conectarte con tu reloj inteligente y otros dispositivos Bluetooth para recibir y enviar datos a Mirror sobre tus pulsaciones, calorías, esfuerzo, tiempo de recuperación, etc… Y puedes poner playlist de audio personalizadas.

Te dejo para terminar el video oficial de cómo funcionan las clases personales con Mirror con diferentes entrenadores y ejercicios:

Todo muy bonito pero show me the money! 💵
¿Cuánto vale el espejito mágico? Ni más ni menos que 1.495$

No estoy aquí para opinar sobre si las cosas son caras o baratas, no es el objetivo de estos artículos. Sino descubrir ideas y propuestas que van saliendo.

El precio de un producto es un mero indicativo. Nos dice poco y mucho a la vez. Y nosotros movemos la balanza hacia un lado o hacia el otro. Cada uno se justifica con mil argumentos si está dispuesto a pagar X por este producto o no. Si lo necesita, si le aporta valor, si quiere pertenecer a ese grupo, cómo será su “yo” futuro cuando lo tenga, cómo me mira el resto, adonde me veo en unos meses, etc…

Y por lo tanto entiendo que a muchos les parecerá caro porque corren gratis en la calle, porque van a yoga dos veces por semana o porque el importe elevado asusta de inicio. Y a otros les parecerá barato porque justifican que pagan 100€ al mes por ir al gimnasio y sólo hacen pesas, y que luego la mitad de los días no van, y además aquí me dan 6 deportes y puedo hacerlos sin moverme de casa. Total, en un año y medio lo tengo amortizado. Y todo son ventajas 😀

En este mismo viaje a Nueva York estuve en la primera tienda de Le Labo, si no conoces la marca dale un ojo al link que merece la pena. Y descubrimos Showfields, una propuesta física multimarca muy interesante.

Si te ha gustado lo puedes compartir:

Deja un comentario