Categoría: Historias

Daft Punk Epílogo 😢

Santafixie. 2020 en cifras

Llevamos unos 4 años en Santafixie, haciendo una infografía para compartir algunos datos y curiosidades del año que ha terminado hace unos días. Rescato de nuestro blog estas líneas:

2020, el año de la pandemia, pero también el de la consagración del ciclismo urbano y la creación de miles de kilómetros de carril bici en las ciudades, el año de las tiendas de bicicletas desbordadas, el año de caminos, paseos y calles hasta arriba de nuevos ciclistas, el año de reparar y pintar en casa las bicicletas abandonadas en el trastero, el año de Zwift y la locura por los rodillos pero también el año de la rotura de stock en las fábricas de bicis y componentes.

Si quieres leer el resto del texto te dejo el link al artículo 🙂

santafixie 2020

Para todo el equipo de Santafixie, el año 2020 fue aquel que nunca olvidaremos. A principios de Marzo, unos días antes del primer confinamiento, una empresa cercana a la nuestra explotó y todo saltó por los aires. La mayoría de los compañeros estaban dentro trabajando, de repente todo tembló, una gran explosión segundos después y cientos de piedras y objetos entraron del cielo atravesando nuestro techo. Los más grandes fueron 3 contenedores de gran tamaño que hicieron 3 agujeros en nuestras instalaciones por donde cabían perfectamente un coche.

Dos personas de empresas cercanas fallecieron y hubo 18 heridos. Los bomberos precintaron la zona por riesgo de derrumbe. Y de un minuto a otro, un martes cualquiera a la hora de comer, nos quedamos sin sitio para trabajar, sin nuestros ordenadores y sin poder enviar los pedidos de los clientes. Todo lo que habíamos construido durante 9 años se vino abajo y se quedó colgando de un precipicio.

(más…)

El valor que tiene ir a un evento

Escribo esto en un avión de camino a Tokio ✈
Hace unas horas despegábamos de Moscú. Estaba nevando. Hacía dos graditos bajo cero!
La mayoría del avión está durmiendo 💤 ahora mismo. Nos quedan 4 horas para llegar a Tokio y ya me he visto dos pelis.

En el primer vuelo, de Barcelona a Moscú, he empezado a leerme el libro “Mundo Tarugo” de David Bonilla. El otro día en al Tarugoconf nos lo dieron, así que me lo he traído de viaje para enseñarle a los japos las historias de David, y que el libro vea mundo y haga honor a su nombre 😉

Aprovecho los viajes largos en avión para pensar, entender, escribir y procurar ganar perspectiva de algunas cosas que el día a día no me permite. Y no he podido parar de pensar en la Tarugoconf del otro día, que tengo los recuerdos bien frescos por ahora.

tarugoconf

Y me he hecho muchas preguntas.
¿Cuánto valor aporta un evento de este tipo a nivel personal?
¿Y a la comunidad o ecosistema?
¿Nos hemos parado a pensar realmente esto?
¿Seguiría todo igual si no existieran estos eventos?

Creo que no somos conscientes de la cantidad de cosas que salen de un evento. Desvirtualizamos a gente que seguimos en redes sociales, aprendemos cosas nuevas, salimos de la oficina, vemos como otros se enfrentan a problemas como los nuestros, preguntamos y nos dan consejo, se ganan clientes e incluso se consigue inversión para tu proyecto. Y sólo he nombrado unas poquitas. ¿Se te ocurren más?

Si pusiéramos en un mapa de visualización de datos la cantidad de conexiones que se hacen entre todos los asistentes durante un día en la Tarugoconf, estoy seguro que alucinaríamos mucho.

Para la mayoría que trabajamos delante del ordenador gran parte del día es el mejor punto de contacto con El Mundo Real ™.

Personalmente gano mucha energía en estos eventos. Vuelvo a la oficina que parece que vengo de 15 días de desconexión en Bali. Aprendo infinidad de cosas, me río y hablo con buenos amigos. Y me sorprendo mucho, porque veo que hay gente con muchas ganas y con formas de hacer las cosas de otra manera. Gente que aporta valor a raudales y el resto nos llevamos pedacitos de ese valor, para dosificarlo poco a poco durante las siguientes semanas.

Creo que tenemos mucha suerte del momento que estamos viviendo.
Creo que tenemos que ayudarnos más los que tenemos negocios digitales. Nos irá mejor.
Creo que tenemos que sonreír más 😀 Sin duda.
Creo que tenemos que ir a más eventos.
Creo que tenemos que agradecer más a los que se dejan la piel para organizarlos 🙌

I Speak My Truth in #MyCalvins

Calvin Klein lleva ya 50 años provocando, de alguna manera, con sus campañas de publicidad. Es una de las marcas que me gustan porque arriesgan y crean conversaciones. No te dicen «cómprame mi producto que es muy guay, es muy barato y mejor que la competencia». Llevan a lo público cosas del mundo real. Apuestan y cuentan historias.

Recientemente han lanzado la campaña I Speak My Truth in #MyCalvins para promover la libertad de expresión sin ningún tipo de filtros ni miedos.

Te dejo una fotografía que hice en Nueva York el pasado 21 de Mayo en el cruce de las calles E. Huston St. con Lafayette St.

I Speak My Truth in #MyCalvins

La protagonista es la rapera Chika Oranika. Te dejo el vídeo 🎥 de la campaña:

¿Qué te parece?
¿Recuerdas alguna otra que llamó la atención?